lunes, 5 de mayo de 2008

INFRAMAGO

De entre las muchas conductas que considero reprochables en mí, hay una que sobresale a las demás y que me fastidia y me incomoda especialmente. Se trata de quitarme de en medio. No hablo físicamente, ni metafóricamente aludiendo a un posible suicidio. No seamos dramáticos. Simplemente me refiero a que cuando tengo que luchar por algo, por alguien, en el momento en el que hay algún problema en una relación que no sé solucionar, opto por lo más fácil: desaparecer. De golpe, cortar los lazos. Hasta luego, hasta siempre, hasta nunca... Si alguien se interpone entre mi sueño y yo, dejo escapar el sueño a cambio de no pelear, o mejor dicho, de no competir. ¿Cobardía? ¿Comodidad? Todo a la par supongo. Sin embargo, y paradójicamente, es la forma más sencilla de poner las cosas fáciles a los demás para pisotear lo que me importa, para sacar de mí lo que les interese y luego dejarme a un lado o para que se vaya TODO AQUELLO QUE quiero conservar junto a mí. ¿Víctima? NO, yo también hago cosas mal, y soy también muchas veces un egoísta. Realmente lo único que quiero expresar es que me siento jodido por no saber RETENER A MI LADO a la gente que en realidad me importa y con la que quiero estar, y de la cual me acabo distanciando. Es mi mejor truco de inframago.
Posdata musical: A mi lado de Habeas corpus y La perla peruana de Strawberry hardcore.

3 comentarios:

moledo dijo...

Más que RETENER a alguien, que es un verbo muy feo, yo diría convencer para que se quede. Todos queremos tener a nuestro lado a las personas a quienes queremos, pero cuando ellas deciden distanciarse, hablo de amigos o parejas, hay que respetarlo y aceptarlo. La cara de póker se nos queda a todos. La incredulidad de ver cómo alguien a quien creíamos cercano se aleja es directamente proporcional al afecto que le teníamos a esa persona. C'est la vie, c'est la vie -todo el mundo ya está aquí-.

Anónimo dijo...

Cuando se va un amigo
Con él parte una parte de uno mismo
Es una forma de ir muriendo
Vivir sin la parte que le dimos

Perdón por mi ateísmo si te digo
que la resurrección es mentira
Pero mi agnosticismo opina
Que si había todavía queda

Para bien y para mal
Para mí y para... ella.


(He tardado poco en hacerlo, no tengas en cuenta el hecho de que sea en verso)

Anónimo dijo...

NO aguanto ni un segundo
ni siquiera un momento,
no quiero estar lejos de ti
no quiero, ni puedo.
Eres mi piel desnuda
protegiendome del frio,
eres mi ciencia oculta,
mi tesoro, mi delirio.
Luz de luna para el cielo,
rojo intenso del atardecer,
eres el perfume del viento
y la envidia del placer.
Mis labios reclaman tus besos,
Tus abrazos mi corazon
y la sangre de mis venas
tiembla por tu pasion.
Avaricia de ti tengo,
pues no sabes lo que te quiero,
que si he de seguir sin verte
yo te juro que me muero.
Espero q te guste es la mas corta que tengo ya te envia re otra